Yo también me he convertido en una pesada.
Debo ser extremadamente pesada para mucha gente de mi alrededor porque muchos me lo hacen saber y en redes pierdo seguidores cada día.
A mí también me parecieron pesadas otras mujeres en el pasado, cuando no entendía nada. Gracias a su pesadez hoy puedo entender algo y no vivir en los putos mundos de Yupi. Pero no es cómodo ni es fácil. A veces se me va la vida y la energía.Es mucho más más fácil no darte cuenta de qué manera este mundo de mierda te hace daño.
Sin embargo, aunque quieras mirar a otro lado, ese dolor está latente. Esa humillación está latente en nuestro cuerpo. También en el tuyo Caterine Deneuve.
Otra cosa es que registrar todo el abuso vivido te suponga hacer una revisión de tu vida y tu carrera demasiado dolorosa y/o ponga en jaque todo tu sistema de valores. Igual con setenta y pico ya no te apetece. Esto es comprensible.
Tenemos el caso de otras mujeres famosas que reniegan del feminismo.
Cuando Paula Echevarría lanza su agotador y desfasadísimo “ni feminismo ni machismo” entiendo desde dónde lo hace. Ha ido tantas veces al hormiguero, ha sonreído tantas veces mirando a Cuenca y cobrado después, que esto forma parte indisoluble de su vida y de la manutención de su prole. No la juzgo, porque Paula tiene mucho más que perder que yo. Yo no tengo casi nada que perder. Tal vez me como un trolleo periódico en redes, pero afortunadamente, no tengo que hacer una revisión profunda de todo el cuquiismo mainstream que representa esta mujer. Y lo digo de verdad; no la juzgo. Es mucho fácil militar cuando no estás tan hasta el cuello como ella. No está mal revisar de vez en cuando y con honestidad qué precio pagamos por nuestra militancia burguesa y si lo pagaríamos si fuéramos Paula.
Vistos ambos casos debo decir, que si no quieres revisar tu vida, estás en tu derecho pero ¿qué necesidad hay de deslegitimar la lucha de quienes sí lo hacemos?
Que unas señoras que están integradísimas en la culturita del abuso y la violación, que han cobrado y cobran sus réditos escriban una carta defendiendo un sistema que nos tilda de histéricas y exageradas es lo que nos faltaba.
Porque os estáis cagando en nuestra lucha, os estás identificando con el agresor y estáis legitimando toda la basura de este mundo, siendo cómplices de horrores y desastres.
Si no vais a militar y además cobráis los réditos, callaos un poquito la boca perris.
#CallarseLaBocaBitches #IdentificacionConElAgresor #loquenosfaltaba