Me considero una mujer con mucha suerte porque nunca han abusado de mí ni me han agredido sexualmente.
Bueno, eso si no cuento como agresión sexual la vez que un viejo me enseñó el pene mientras se masturbaba en una esquina cuando tenía10 años, ni el barquillero del retiro al que parecía divertirle enseñarme la chorra con tan solo 8 años. Tampoco estoy contando las veces que me han tocado el culo o las tetas en el metro ni las millones de veces que me han dicho por la calle que me querían follar o proporcionarme un sexo que yo no pedía. Tampoco estoy incluyendo a los profesores que han ejercido abuso de poder interfiriendo en la relación pedagógica con insinuaciones sexuales. Profesores progres y estupendos, gente respetable que os caería fenomenal. Uno concretamente tenía relación con mi familia, y estuvo acosándome durante años. Forzaba situaciones sexuales explicitas cada vez que nos quedábamos solos. ( Yo era menor de edad al principio, aunque esperó a que cumpliera 18 para ponerse especialmente insufrible)
Un profesor de instrumento me prohibió ir vestida en minifalda a clase porque aseguraba no poder controlarse LITERAL.
Espera, parece que no tengo tanta suerte.
Digamos que he tenido muchísima suerte porque me han agredido sexualmente pero nunca me han violado en el estricto sentido de la palabra. Esa idea de violación terrible que todxs tenemos en la cabeza. La diosa fortuna ha estado de mi parte todas las veces que he vestido minifalda o que he sido suficientemente fuerte para escapar de un forcejeo.
Qué gran suerte, porque conozco una cifra alarmante de amigas y conocidas que SÍ han sido violadas y/o abusadas en su infancia o en su juventud. Tal vez ellas hoy usarán el hastag #metoo pero no van a contarlo porque siguen rotas.
La gente se pregunta para qué sirve el feminismo. El feminismo sirve para darnos cuenta de que toda nuestra vida hemos sido violentadas y acosadas y lo hemos normalizado. A mí el feminismo me ha hecho darme cuenta de que esto que cuento aquí no es ” lo normal” ni “exageraciones mías” ni ” cosas sin importancia” .Chicas, si alguna cree que nunca ha sufrido abuso, que se dé un tiempito para revisar su historia. Si ponéis atención veréis que está plagada de estas situaciones “invisibles”
Señores que dudan de la situación de las mujeres en el planeta tierra: PREGUNTEN. Pregunten a sus amigas, compañeras y esposas cuál es su relación con el abuso sexual. Descubrirán horrores de diversa intensidad y entonces tendrán una idea exacta de cuál es nuestra posición en el mundo.
#metoo #YoTambién #JoTambé #EuTambém