Madre mía qué asco más visceral me dan los gurús del dinero y del coaching empresarial.
Cada pocos días alguno de estos personajes me hace un follow en Twitter para que yo le haga otro follow basado en el yo-te-sigo-tú-me-sigues y así todos prosperamos en la vida.
Esa gente que habla de crear tu marca personal, de encajar los fracasos como una oportunidad, que mezclan todos esos conceptos que han aprendido en Icade con 4 libros de autoayuda baratos me enferma.
Estos seres dan consejos puestos hasta las cejas de complejos vitamínicos y saludos al sol , batidos détox y vidas equilibradas.Practicantes compulsivos de mindfulness y hacedores de un “mundo mejor”, la filosofía del éxito y del “tú puedes lograr tu sueño de hacerte rico” es una suma de lo más ingenuo de la autoayuda de saldo con lo más retorcido del capitalismo feroz.
Una sarta de estupideces que mezclan superstición new age con toda la maldad de un sistema que engulle a sus miembros, los mastica y luego los caga. Este supuesto pensamiento positivo es capitalismo disfrazado de espiritualidad banal y generador de despolitización y estupidez.
Esos cursos Impartidos por tunantes que llevan por título: “ganar dinero es fácil” viene a decirte en tu careto que si eres pobre es culpa tuya porque te falta optimismo.
No digo esto porque soy envidiosa y pobre y odio a los ricos; en absoluto.De hecho vivo la mar de bien y encima me pagan por hacer cosas que amo, pero me mosquea muchisimo la gente que ningunea cualquier visión compleja de la vida en la que se tienen en cuenta factores socioeconómicos, dejando toda responsabilidad política al “si de verdad quieres; puedes” o en su defecto “la magia que todo lo inunda”.
Esta gente utiliza la palabra universo para hablar del dios de de toda la vida, un ente al que se le suponen poderes y que además nos va a escuchar y mandar dinerito si le hablamos alto y claro con una sonrisa de oreja a oreja.
Esta gente cuqui, super morena y con los dientes mega blancos aseguran en sus páginas, cursos y canales de youtube que todo lo que tienes y eres depende exclusivamente de ti y de tu alineación con el ” Universo” (dios, vamos).
Debajo de esa filosofia barata se esconde una realidad mucho más dura y es que la vida amiguitos, no es igual para todos, la libertad es un concepto inventado, la meritocracia son los padres, y sobre todo que la fantasía de control que te hace creer que todo en tu vida depende de ti es sólo eso, UNA FANTASÍA DE CONTROL.
Que la vida es impredecible y puñetera y que también se pierde.
Sí, se pierde y no todo depende de ti.No todos los fracasos son oportunidades y tu radio de acción es el que es.
Hay fracasos y hostias, y desigualdad y caca.
Y la vida no es cuqui , la vida es lo que es.