El sábado pasado estuve en el cine con la Reina Leticia de Borbón.Habéis oído bien,amiguitos.Estaba yo esperando en el pasillo y la vi bajar las escaleras con su frágil cuerpecillo real.Entró como un cervatillo asustado temiendo ser vista y se sentó justo a mi lado.

Yo me quedé ojiplática mirando de reojo y fingiendo normalidad pero en realidad forcé el nervio óptico como nunca en mi vida.La verdad es que estuve muuuy tentada de girarme y decirle : Tía, perdona , ¿eres la reina no?
Escribía en el móvil y se tocaba el pelo nerviosa, y yo en mi cabecita achorlitada pensaba que le estaba escribiendo al rey algo como:
“Felipe , me he pirado al cine; que me tienes muy harta.Cénate un yogur y acuesta a las niñas que ya veré yo cuando vuelvo.”
A los 10 minutos con la peli ya empezada se escuchó un estruendo en el silencio sepulcral en la sala y tras la puerta apareció la silueta del mismísimo Felipe de Borbón.Yo ya no daba crédito.
Su entrada no fue nada triunfal,fue más bien torpe porque además de ser muy grandón el pobre entró cegado por la luz de fuera.Con la oscuridad de la sala no veía un pimiento por sus reales ojos borbónicos y aunque entró agachado pretendiendo discreción,parecía más bien Chiquito de la calzada.Yo empecé a despejar los asientos para facilitar la entrada al monarca y casi nos damos un cabezazo cuando tropezó de repente apareciendo prácticamete en mi regazo. A mi me empezó a temblar el pulso porque era todo muy raro.Se recompuso después del sketch y fue a sentarse con su esposa.
Yo no entendía nada.Ahí estábamos los reyes de España y yo viendo la misma película en el
cine.
Sin embargo, no era la misma película ,porque cuando yo veo una cantina mexicana o un beso en una estación no es la misma cantina que ve su majestad.No se sí habrá estado su majestad en muchas cantinas ni se sí Letizia recuerda la última vez que fue a una.
Soy tan republicana como vosotros pero reconozco que me pareció una mierda de vida la de estos dos seres.Qué alienación de existencia .Los ojos de cervatillo asustado de Letizia se me quedaron grabados.
Se que es un discurso manido el de la jaula de oro, pero os digo yo que no cambio mi “libertad” plebeya por todo el oro del mundo.
‪#‎alcineconlosreyes‬.